El desafío en el actual entorno o panorama complejo y con condiciones operacionales cada vez más exigentes, la industria debe aceptar ser más competitiva para asegurar su rentabilidad y permanencia en el mercado.

Obtener mayor rentabilidad en relación a sus competidores, utilizar de mejor forma los recursos en la producción de bienes y servicios, relacionar a los commodities con la producción y maximizar la rentabilidad del capital invertido, son temas importantes para hablar de competitividad y productividad en el marco de entrada para la confiabilidad operacional.